Medallaschile

Medallaschile
Se permite la reproducción de las imágenes y contenido de este blog indicando su origen.

viernes, 10 de agosto de 2012

Cardenales de la Iglesia Chilena

La dignidad de cardenal, es el más alto título honorífico que puede conceder el Papa. Quienes lo reciben se convierten en miembros del Colegio cardenalicio y son "creados" en una ceremonia especial llamada "consistorio público". La principal misión del Colegio de cardenales es elegir el Sumo Pontífice en caso de fallecimiento o renuncia del anterior. En circunstancias habituales, el deber fundamental del Colegio cardenalicio es aconsejar al papa. Muchos Cardenales gobiernan diócesis o arquidiócesis importantes, presiden los organismos de la Curia Romana y participan activamente en la administración de la Santa Sede. 

El término "cardenal" deriva del latín cardo o bisagra, lo cual sugiere el papel de fulcro (punto de apoyo, gozne) que juegan: Ellos son las “bisagras” alrededor de las cuales gira todo el edificio de la Iglesia, en torno a su máximo dirigente: el Papa. El término "cardenal" utilizado para las aves, proviene de éste, ya que el color que siempre utilizan es el púrpura escarlata (de ahí que se les llama purpurados). No como se piensa popularmente que el ave da el nombre a la autoridad eclesiástica. 

Cardenales Chilenos: Hasta la fecha han sido "creados" seis cardenales:
  • Cardenal José María Caro Rodríguez 
  • Cardenal Raúl Silva Henríquez 
  • Cardenal Juan Francisco Fresno Larraín 
  • Cardenal Carlos Oviedo Cavada 
  • Cardenal Jorge Medina Estévez 
  • Cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa 
 Medallas de los Cardenas Chilenos

Cardenal José María Caro Rodríguez Cardenal José María Caro Rodríguez : Nació el 23 de junio de 1866, en Cáhuil, provincia de Colchagua, y falleció en Santiago el 4 de diciembre de 1958. Estudió en el Seminario de San Pedro Damián, en el Seminario de Santiago y en la Universidad Gregoriana, en Roma, donde obtuvo el título de Doctor en Teología. Fue ordenado sacerdote en Roma, el 20 de diciembre de 1890. Fue profesor del Seminario de Santiago, entre 1892 y 1911; párroco de Mamiña, entre 1899 y 1900; y Vicario Apostólico de Tarapacá entre 1911 y 1912. San Pío X lo eligió Obispo titular de Milas en 1912. Su lema episcopal fue "Deus refugium nostrum et virtus" ("Dios es nuestro refugio y fortaleza"). Ese mismo año asume como Obispo de Iquique, cargo que desempeñó hasta 1925, cuando Pío XI lo trasladó como titular a la diócesis de La Serena.

En 1939 se erigió el Arzobispado de La Serena y Pío XII lo eligió su primer Arzobispo, en mayo de ese año. Tres meses después el mismo Papa lo nombró Arzobispado de Santiago, tomando posesión de la arquidiócesis el 14 de octubre de 1939. Pío XII lo creó Cardenal en el Consistorio de 17 de mayo de 1946, con el título de Santa María della Scala. En 1950, la Santa Sede le dio el título de Primado de Chile, concedido enteramente al Cardenal Caro, con ocasión de sus 60 años de sacerdote. Participó en el Cónclave de octubre de 1958, que eligió al Papa Juan XXIII. Monseñor Caro participó en el I Concilio Provincial de Chile, en 1938, y fue Legado papal en el I Concilio Plenario Chileno, en 1946. Tuvo numerosas condecoraciones de gobiernos extranjeros. Fue sepultado en la Catedral de Santiago. Hoy es Siervo de Dios y se está tramitando su Causa de Beatificación.

Cardenal Raúl Silva HenríquezCardenal Raúl Silva Henríquez : Nació en Talca el 27 de septiembre de 1907. Se recibió de abogado en la Universidad Católica de Chile en diciembre de 1929 y, un mes más tarde, en enero de 1930, ingresó a la Congregación Salesiana. Estudió Filosofía y Teología en su congregación, en Turín, Italia. Fue ordenado sacerdote en Turín, el 4 de julio de 1938. Fue director espiritual del Seminario Mayor salesiano, profesor y director del Colegio Patrocinio San José, rector del Seminario Mayor salesiano, del Colegio La Gratitud Nacional; Vice-Presidente fundador de Cáritas-Chile y Vice-Presidente y Presidente de la Caritas Internationalis. Juan XXIII lo eligió Obispo de Valparaíso el 24 de octubre de 1959. Su lema episcopal fue: Caritas Christi urget nos (La Caridad de Cristo nos Urge). Dos años después, el 25 de abril de 1961, lo promovió al Arzobispado de Santiago. Y un año más tarde, el 19 de marzo de 1962, lo creó Cardenal, con el título de San Bernardo en las Termas.

Como Arzobispo de Santiago organizó la Arquidiócesis en Decanatos, Zonas Pastorales y Vicarías Especializadas. Fundó numerosas instituciones de formación religiosa, de promoción social, de defensa de la justicia y de los derechos humanos, como el Comité Pro Paz y la posterior Vicaría de la Solidaridad. Participó en las cuatro Sesiones del Concilio Vaticano II, en el Sínodo de Obispos de 1967, y en la III Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Puebla, 1979. Juan Pablo II le aceptó su renuncia al Arzobispado por razón de edad, el 29 de septiembre de 1982, dejando el cargo en 1983. Su labor en defensa de los derechos humanos le valió el reconocimiento del Congreso Judío Latinoamericano, que le confirió el Premio Derechos Humanos 1971. La Organización de Naciones Unidas le confirió el Premio Derechos Humanos, el 10 de diciembre de 1978, y posteriormente, por la misma razón, recibió el Premio Fundación Bruno Kreysky en Viena, el 19 de octubre de 1979. Participó en los Cónclaves que eligieron a los Papas Paulo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II. Tuvo numerosas condecoraciones de gobiernos extranjeros y títulos universitarios honoris causa. El Cardenal Silva falleció el 9 de abril de 1999.
 
Cardenal Juan Francisco Fresno LarraínCardenal Juan Francisco Fresno Larraín: Nació en Santiago el 26 de julio de 1914. Estudió en el Seminario de Santiago y en la Universidad Gregoriana de Roma. Bachiller en Derecho canónico. Fue ordenado sacerdote el 18 de diciembre de 1937. Pío XII lo eligió Obispo de la recién creada diócesis de Copiapó en 1958. Su lema episcopal fue: Adveniat regnum tuum (Venga Tu Reino). Pablo VI lo promovió al Arzobispado de La Serena en 1967. Celebró el I Sínodo de Copiapó en 1961 y el I Sínodo de La Serena en agosto de 1978. Participó en las cuatro Sesiones del Concilio Vaticano II; en la II Conferencia general del Episcopado latinoamericano en Medellín, 1968; y por delegación pontificia en la III Conferencia general del episcopado latinoamericano en Puebla, 1979.

Asistió a la IV Conferencia del Episcopado latinoamericano en Santo Domingo, 1992. Ha ocupado diversos cargos en la Conferencia episcopal chilena, llegando a ser su Presidente en 1975. También ha desempeñado cargos en el CELAM y fue Visitador del Seminario Pío Latino de Roma. Juan Pablo II lo nombró Arzobispo de Santiago el 6 de mayo de 1983, tomando posesión el 10 de junio de ese mismo año. Fue elevado a la dignidad cardenalicia en el Consistorio de 25 de mayo de 1985. Por razón de edad renunció al Arzobispado en julio de 1989. Falleció el 14 de octubre de 2004.



Cardenal Carlos Oviedo Cavada
Cardenal Carlos Oviedo Cavada: Nació en Santiago el 19 de enero de 1927. Ingresó a la Orden de los Mercedarios en Melipilla el 28 de enero de 1944. Estudió Filosofía en su orden y Teología en la Facultad de Teología de la Universidad Católica de Chile. Se licenció en Teología en 1949 y de Doctor en Derecho Canónico en la Universidad Gregoriana en Roma, en 1953. Estudió también en la Congregación del Concilio y de Religiosos y en el Studium de la Rota Romana. Fue ordenado sacerdote en la Catedral de Santiago el 24 de septiembre de 1949.

Fue profesor en la Universidad Católica de Chile; director de la Facultad de Teología de la misma universidad; asesor de la Acción Católica y de la Juventud Obrera Católica; asesor nacional de la Federación de Padres y Apoderados de Colegios Particulares.

Pablo VI lo eligió Obispo tit. De Benevento y Obispo Auxiliar de Concepción, el 21 de marzo de 1964. Su lema episcopal fue: Pacem in diebus nostris (Concédenos la Paz en Nuestros Días). Diez años más tarde, lo promovió al Arzobispado de Antofagasta, el 25 de marzo de 1974. Fue administrador Apostólico de la Prelatura de Calama, hasta el 3 de abril de 1976.

El Papa Juan Pablo II lo trasladó al Arzobispado de Santiago el 30 de marzo de 1990. Y el 26 de noviembre de 1994 lo creó Cardenal. Participó en las Sesiones III y IV del Concilio Vaticano II, y en el VI Sínodo de Concepción. Celebró el II Sínodo de Antofagasta, 1984. Participó en la IV Conferencia del Episcopado Latinoamericano, en Santo Domingo, 1992.

Fue secretario general de la Conferencia Episcopal de Chile, de abril de 1970 a febrero de 1974. Desempeñó diversos cargos en la Conferencia Episcopal de Chile y en el CELAM. Como Arzobispo de Santiago creó la Vicaría de Esperanza Joven y para la Familia; convocó y promulgó el IX Sínodo de Santiago y escribió 20 cartas pastorales.

Por razones de salud presentó su renuncia en febrero de 1998, falleciendo en Santiago el 7 de diciembre de ese año.

1 comentario:

  1. Te felicito Guillermo tus tres ultimas entrega fueron buenísimas muy completas.
    Felicitaciones.

    ResponderEliminar

Hola, cualquier comentario es bienvenido